150 ultimas

X FECHAS

x orden alfabetico

ENLACES


    + vistas

    VARIOS


    Contador Gratis
    relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
    PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

    EL CONCURSANTE

    EL CONCURSANTE (sub ita) PARTE 1

    ------------------------------------------------
    EL CONCURSANTE (sub ita) PARTE 2


    ------------------------------------------------
    EL CONCURSANTE (sub ita) PARTE 3

    ------------------------------------------------
    EL CONCURSANTE (sub ita) PARTE 4


    ------------------------------------------------
    EL CONCURSANTE (sub ita) PARTE 5

    ------------------------------------------------
    EL CONCURSANTE (sub ita) PARTE 6

    ------------------------------------------------
    EL CONCURSANTE (sub ita) PARTE 7

    ------------------------------------------------
    EL CONCURSANTE (sub ita) PARTE 8

    ------------------------------------------------
    Buenísima y más que lúcida visión (excelentemente escrita y llena de ironía) de por donde hace agua la sociedad del capital. Puñetazo absoluto del arte al materialismo, un arte de compromiso con las preocupaciones del individuo de a pie, canalizador de su indignación, y erigido en alegato de protesta ante el malestar que la sociedad del bienestar genera en sus "serviles súbditos". Enorme ejercicio catártico consistente en poner sobre la mesa verdades como puños, que oídas así resultan aún más indignantes y patentes, y en escupir en la frente de los verdaderos dueños de todo esto, legales usureros, expertos engañabobos vendedores de humo, vampiros a largo plazo de un esfuerzo colectivo de muchos a cambio de algo que ellos verdaderamente no poseen.
    Quizás sea ésta una de las más honestas, inteligentes, demoledoras, cáusticas, comprometidas y críticas propuestas cinematográficas que he visto en los últimos años. Son muy necesarias voces como ésta en el arte de masas para ver si logramos espabilar de una vez por todas las idiotizadas mentes de millones de superficiales consumidores de telebasura que viven en la inercia de "las cosas son así" y el "qué le vamos a hacer; más preocupados de ulisquearle el culo día a día a la Pantoja que de echarse a la calle y paralizar el país cada vez que los usureros nos suben el Euribor o se inventan impuestos tan injustificables como el IVA (por cierto, ¿alguna vez nos hemos parado a pensar la cantidad de dinero que genera día a día este impuesto que ya nos pasa completamente desapercibido? ¿y a dónde va a parar todo eso? ???).
    Debo reconocer que me encanta el cine de denuncia, siempre que no sea panfletario, arquetípico, parcialista o simplificador; en resumidas cuentas, bien hecho, como en este caso.
    Qué gustazo ver películas como ésta, destapadora de vergüenzas, sin ningún tipo de miramientos ni concesiones y que sirven para demostrar que aún queda gente que no comulga con la moto que se nos pretende vender. Buenos, sí; pero no tontos...

    -----------------------
    ¿Es ete filme tan valioso como "Ciudadano Kane" (Orson Welles, USA 1941)? ¿Por qué no? Al menos éste es tan demoledor o más que la obra de Welles, contra los usureros legales y sus enchufados los políticos. Hoy muchos no lo apreciarán, pero el tiempo le dará su justa y merecida perspectiva valorativa.

    Quizás a algunas personas muy conscientes, si le regalan 500 millones no se le ocurriría en modo alguno pedir un crédito de 100 millones más. Pero a mucha gente que los bancos esclaviza (hoy en día de forma peor y con más mala leche que los esclavistas del tiempo de Platón) por medio de créditos demoníacamente usureros e hipotecas de auténticos ladronazos, les pasaría igual que al protagonista de este filme, es decir que son camelados por esos estafadores de cuello blanco a quienes los Estados les permiten campar a sus anchas.

    Este filme es todo un Master en Economía Aplicada, de más valor que cualquiera de los que ofrecen las universidades convencionales y que no valen para casi nada bueno, moral ni humanista.

    Un filme que nos conciencia con un discurso como el que sigue, sólo puede ser un producto de mucha yema y más clara:

    «*La economía es un arma. Gracias a políticos y economistas vivimos en un mundo irracional.

    *La cifra diaria de dinero electrónico globalizado es de dos billones (con "b") de dolares.
    Sólo el 5 % de dinero que circula en el mundo es real, puede tocarse y olerse, el 95 % restante es dinero falso, ficticio.

    *Hay que crear la gran mentira de que los bancos son solventes. No lo son. Están al borde de la quiebra.

    *El mayor deseo de los bancos es que no les paguen para quedarse con los bienes concretos. ¡Traten de devolver un crédito antes de tiempo, a ver qué cara les ponen!

    *¿Por qué los principales bancos nunca salen afectados por los ciclos negativos o crisis profundas de la economía, sino que por el contrario ganan más en tales momentos? Se diría que anticipan esos ciclos, ¿verdad?, tal vez saben como crearlos.

    *Estamos acostumbrados. Estamos ciegos. Estamos en el paraíso de la usura legal.

    *Ahora los Bancos regalan, en vez de dinero, cacharos en su mayor parte inútiles que no le cuestan nada a cambio de promoción.

    *La gran ética de usureros bancarios consiste en "como convertir a la gente en esclavos del Banco por nada y a cambio de nada".

    *Cuando hay un exceso de dinero sólo hay dos formas de equilibrio: o se hace desaparecer el 90 %» del dinero, es decir el ficticio (cosa que de momento no va a suceder) o se hacen crecer los precios entre diez y quince veces» (cosa que suele suceder casi siempre, por ej. ahora mismo en la "progre" España, donde una simple sandía que nunca había costado más de 50 centímos de euro la unidad, hoy nos la están vendiendo y la gente imbecilizada comprándola a 3 euros la mitad de la pieza).

    Esto es cine de economía a voces. ¡Enhorabuena a Rodrigo Cortés y a los productores de esta contundente película espabiladora!